Mejor estar frente al espejo y disfrutar un cuello bordado de carey, gafas oscuras con armazón de ámbar y café mezclados, o pendientes largos de igual tonalidad. Mejor estar frente al espejo y a la moda. Y no pensar…

Porque pensar en este caso es incómodo. Para lucir basta el deleite y sobra la conciencia. De ambos lados. Comerciante y comprador elijen la ruta más fácil y –a mediano plazo- más perjudicial.

En cualquiera de las ferias artesanales de la Ciudad de La Habana se venden y compran artículos de carey: joyeros, bisutería, sonajeros, etc. Los precios no permiten que cualquier cubano o cubana de salarios medios puedan asumir estas ofertas; pero algunos sí, además de los frecuentes visitantes extranjeros que acuden a estos mercados con el fin de llevar un obsequio o recuerdo de la isla.

La pesca de las tortugas de Carey, cuyo nombre científico es Eretmochelys Imbricata, está prohibida en Cuba debido a la crítica situación de esta especie declarada en peligro extremo de extinción por la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de la Fauna y de la Flora (CITES). Pero, al perecer, se está practicando ilegalmente en la franja costera del Este de Ciudad de La Habana.

Desde hace meses algunos amigos me alertaron sobre la presencia de restos de tortugas de Carey en la costa de Alamar, en el municipio Habana del Este. En un espacio ahuecado del fondo rocoso no muy alejado de la orilla, observaron cascos de la parte inferior de la estructura que cubre y distingue a estos animales marinos.

El hallazgo no fue casual. Hace pocos días volvieron al lugar y esta vez alcanzaron numerosos fragmentos de carey con colores y tonalidades variadas. Los encontraron justamente en zonas aledañas a la conocida “playita de los rusos”, popular entre los habitantes de la comunidad, que la visitan con mucha frecuencia en los meses de verano.

Restos de Carey encontrados

Restos de Carey encontrados

La pesca ilegal e indiscriminada, la captura accidental, la contaminación de las aguas y el uso de los cascos de carey para la comercialización de artículos artesanales de ornamentación y bisutería, son las causas principales del descenso de las poblaciones de Carey en un 80% a nivel mundial.

Un estudio acerca de las características biológicas de estas especies manifiesta que la disminución de sus poblaciones ha provocado relevantes cambios en el funcionamiento de los arrecifes de coral. Además, es el único animal marino inmune a la picadura de la carabela portuguesa (Physalia Physalis) de la cual se alimenta. Se trata de una colonia de pólipos semejante a una medusa gigante, con grandes tentáculos de hasta 20 metros de largo. El contacto de estos con la piel de los seres humanos provoca profundas quemaduras e incluso, padecimientos cardiacos.

En Cuba las prohibiciones están, pero una vez más faltan los controles y la educación ambiental. El pescador, los comensales que aprovechan sus huevos y carnes, el comerciante intermedio, el artesano que transforma el caparazón en obras utilitarias y artísticas, hasta el vendedor que determina los precios en el puesto de venta bajo los raídos toldos de las ferias habaneras y el cliente que paga, articulan una cadena -poco visible en sus primeros eslabones- y prácticamente impune que contribuyen con la acelerada desaparición de una de las tortugas más vistosas del Caribe y otros mares.

Mientras, las casas de la ciudad muestran con naturalidad sus adornos de carey. Cuellos redondeados color café, aretes, gafas y pulseras se pasean seductores por las calles de la capital. Indiferentes y gustosos los nativos y los turistas-compradores muestran los encantos de una naturaleza que muere por día, que matan para satisfacer la demanda de los que prefieren la belleza que devuelve el espejo, al ejercicio de pensar y, sobre todo, de actuar.

Esta tortuga de carey tiene un amplio rango, predominantemente en aguas tropicales de los océanos Índico, Pacifico, Atlántico. De todas las especies de tortugas de mar, E. imbricata es una de las más asociadas con aguas tropicales. Los circulos rojos representan los más conocidos sitios de anidación. Los amarillos, de anidación menores.

Distribución (Tomado de Wikipedia):Esta tortuga de carey tiene un amplio rango, predominantemente en aguas tropicales de los océanos Índico, Pacífico, Atlántico. De todas las especies de tortugas de mar, E. imbricata es una de las más asociadas con aguas tropicales. Los círculos rojos representan los más conocidos sitios de anidación. Los amarillos, de anidación menores.

Más información:

Eretmochelys imbricata

Aspectos biológicos de las poblaciones de la tortuga carey

About these ads